23 de abril de 2024

8 comentario en “

  1. me alegra que todo vuelva a la normalidad y que hayan sido los poceños los que se hayan animado a no perder una tradición de tantos años en nuestro pueblo.
    que nuestros seres queridos sean despedidos ante nuestro altar mayor y ante todos los poceños y poceñas.

  2. Sería interesante hacer un estudio sociológico que aporte explicaciones sobre porqué cada cierto tiempo, llega a nuestro pueblo un nuevo cura que pretende cambiar determinadas costumbres muy arraigadas (que conste que no defiendo indondicionalmente todas esas costumbres), asumiendo el riesgo (¿o es que no se plantean que ese riesgo existe?)de ponerse en contra de mucha gente.

    Seguramente, además de ese objetivo concreto y a veces muy impopular que plantean con sus "revolucionarios" cambios, hay otros mucho más importantes de carácter social, pastoral,…que quedan ensombrecidos por esas "batallas" que no hacen más que ahondar más la brecha entre la Iglesia y la Sociedad en general.

    No pretendo sembrar más discordia, sino hacer mi reflexión en voz alta por si a alguien le sirve.

  3. me alegra muchisimo que se haya conseguido. y tambien que no hubiera peleas ni disputas, ya que el ambiente estaba muy encrispado.
    Ahora a ver si somos capaces de mantenernos en silencio y con el respeto debido hacia el difunto y sus familiares, ya que dijo D. Sergio "no es una amenaza": pero si hacemos jaleo intentarán que el obispado nos quite la potestad de dar el pesame dentro de la Iglesia y entonces todos saldremos perjudicados

  4. Me alegra que la tradición se mantenga si es que esta es la voluntad del pueblo, pero espero que a partir de ahora nos tomemos más en serio las recomendaciones de los curas de que no se arme jaleo, se apaguen los móviles, la gente no hable en la cola como si estuviera en el mercao del lunes y se guarde el turno en la cola sin molestar a los demás y sin empujar y apabullar. Creo que esta medida, aunque quizá extrema e impopular, no ha sido un simple capricho de un cura. Nos olvidamos constantemente del sitio donde estamos y del propio difunto de cuerpo presente y los familiares que en ese momento de dolor sólo buscan respeto y recogimiento. También ha sido mucha la gente que se ha quejado de que en el entierro de su padre, madre, etc. no hubo el respeto debido y pasaron un mal rato ¿esta gente no merece que se le escuche?

    Espero que sepamos aprovechar esta segunda oportunidad demostrando que tenemos vergüenza y palabra, porque nos comprometimos a cumplir con esta condición que cae por su propio peso.

    Yo, desde luego, cuando tenga que enterrar a alguien de los míos, pediré para ellos, y para mí mismo cuando me llegue la hora, respeto por parte de quienes vayan a dar el pésame. Y si no están dispuestos, pues casi preferiría que se ahorren las molestias.

  5. La verdades que cuando ya ha pasado la mitad del personal por delante del altar, los que faltan por dar el pesame y los que esperan dentro de la iglesia a que termine el acto empiezan a subir la voz y la Iglesia se convierte en "un mercado persa" todo el mundo hablando y de lo que menos se acuerdan es del que esta "de cuerpo presente" y de sus familiares, mas bien parece una tertulia de bar y solo faltan las cañas y las "tapitas".
    Si somos capaces de mantener el debido respeto al lugar sagrado y al difunto, sigamos la tradicion o en caso contrario a la calle todo el mundo.

  6. Creo que muchos siglos y años de Franquismo han propiciado que casi todo el mundo confunda la Iglesia con una institución civil de todo el pueblo y pienso que las cosas deben ir cambiando:
    En España hay libertad de culto.
    La Iglesia no es de todos, sino de los creyentes y de los que la mantienen.
    Las personas que no son creyentes y no aportan nada, no tienen ningún derecho sobre la Iglesia.
    La Iglesia tiene sus propias normas, lo mismo que cualquier organización, club o partido político, el que no este conforme yá sabe que la puerta esta abierta.
    Existen cauces adecuados para mostrar desacuerdos y hacer las propuestas que cada uno crea oportunas, pero utilizar técnicas
    de acoso y presión callejera y mediática propias de "indignados" es inaceptable.

  7. Desde luego es horroroso ir a dar un pesame pues precisamente la gente que menos prisa tienen son las que más empujan y achuchan,no hay respeto ninguno,ni por el sitio donde se encuentran ni por los dolientes.Si el pàrroco ha hecho esto es por que nosotros mismos lo hemos obligado con nuestro comportamiento.Nos ha dado otra oportunidad y esperemos que toda esa gente que vociferaba como si estubieran en el mercado (!que verguenza!)se sepan comportar. YA VEREMOS

  8. yo estoy de acuerdo con los párrocos el pésame debe ser fuera pues la gente no tiene educación y van por cumplir y para ver quien eres y si de verdad lloras,las personas que de verdad van de corazón no se quejan si dentro o fuera de la iglesia. lo importante es estar con esas personas en un momento tan duro,sea donde sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.