28 de octubre de 2021

Opinión. Pozo Alcón: La Historia y sus gentes. 2ª Parte

Por José Manuel Leal

Reiniciamos, a partir del domingo próximo, la publicación en este blog de “Lo que pasa en Pozo Alcón” de la segunda parte de artículos relacionados con la historia local en el S. XX. Más concretamente, vamos a centrarnos en la época que iría desde comienzos del S. XX, siendo alcalde Juan Romera, hasta el último de la época franquista, Manuel Iruela Morcillo. En principio, este es el límite temporal que me he fijado en esta segunda entrega. A partir de aquí, con Francisco Quiñones como primer alcalde de la democracia, se iniciará otra etapa afortunadamente bien distinta a las anteriores y de la que disponemos de suficiente información fácilmente accesible.
En el periodo que hemos acotado podemos establecer, a su vez, distintas etapas: el primer cuarto de siglo, con la continuación del Régimen de la Restauración Borbónica y la alternancia en el poder de liberales y conservadores; otro periodo bien concreto es el de la Dictadura de Primo de Rivera y la instauración de la “Unión Patriótica” como partido único al que se sumaron prácticamente todos los protagonistas políticos locales y la aparición del Somatén en Pozo Alcón; otro periodo esencial será el de la llegada de la II República Española con todas sus tensiones, anhelos y esperanzas truncadas; después, la Guerra Civil, con la toma del poder por el Frente Popular y la integración de la mayoría de los jóvenes poceños en la 124 Brigada Mixta; para finalizar, dedicaremos otros artículos al Régimen franquista, desde la más feroz represión y hambre inicial hasta los grandes movimientos migratorios y los planes de desarrollo económicos, cuyo máximo exponente será la construcción del pantano de La Bolera.
Este es el marco histórico en el que nos vamos a desenvolver y del que disponemos de muy poca información, aunque sí creo que suficiente para poder hacernos una idea, una aproximación o unas pinceladas descriptivas que nos acerquen a nuestro pasado más cercano. Y ya, para finalizar, creo oportuno reiterar la intención inicial que expresé en su día con la presentación de estos artículos, que no es otra que la de arrojar algo más de luz sobre diversos aspectos concretos de la vida cotidiana y el devenir histórico del pueblo, distinguiendo siempre lo que son datos y hechos constatables, de lo que son hipótesis o meras opiniones personales. Espero que todo esto sea del interés de los lectores.

El farmacéutico Ángel Benavides informante del
Anuario del comercio, la industria
Sello municipal desde finales del S.XIX hasta la Guerra Civil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.